"Que alguien te haga sentir cosas sin ponerte un dedo encima, eso es admirable"

— Mario Benedetti